CREMA ROSTRO ANTI EDAD 50 ML

SKU
K0902097 0000
En stock
-25% Precio especial $23.243 $30.990
-
+
Resumen
Esta crema ayuda a prevenir los signos del envejecimiento cutáneo y a optimizar la regeneración de la epidermis. Su fórmula contiene: Aceite de argán ecológico, rico en vitamina E, que nutre y reafirma. Ademas el hinojo marino que, junto al extracto de brotes de haya y de micro algas verdes, constituye un efectivo complejo anti-edad que ayuda a disminuir notablemente las arrugas.

Esta crema ayuda a prevenir los signos del envejecimiento cutáneo y a optimizar la regeneración de la epidermis. Su fórmula contiene: Aceite de argán ecológico, rico en vitamina E, que nutre y reafirma. Ademas el hinojo marino que, junto al extracto de brotes de haya y de micro algas verdes, constituye un efectivo complejo anti-edad que ayuda a disminuir notablemente las arrugas.

La mezcla nutritiva y calmante del aceite de girasol, aceite de coco y agua floral de rosas proporciona un efecto altamente hidratante. Con la Crema Nectar Éternel, las arrugas y líneas de expresión se atenúan, la piel se revitaliza y la tez permanece luminosa.

PRINCIPALES INGREDIENTES ACTIVOS

Aceite de argán bio: hidratante, proporciona firmeza, mejora la elasticidad, estimula la renovación celular

Hinojo marino: antiedad

Extracto de brotes de haya: antiarrugas, estimulante, hidratante, reestructurante

Extracto de micro alga verde: proporciona firmeza y mejora la elasticidad

Más información
Ingredientes Ingredientes: Aqua, Caprylic/Capric Triglyceride, Glycerin, Rosa Damascena Distillate*, Helianthus Annuus Oil*, Cocos Nucifera Oil*, Cetyl Alcohol, Cetearyl Alcohol, Cetearyl Glucoside, Argania Spinosa Oil*, Fagus Sylvatica Bud Extract, Hydrogenated Vegetable Oil, Chrithmum Maritimum Extract, Chlorella Vulgaris Extract, Calendula Officinalis*, Glycerin*, Sodium Benzoate, Benzyl Alcohol, Xanthan Gum, Tocopherol, Lactic Acid
Recomendaciones Por la mañana y por la noche, después de limpiar y secar la piel, aplicar la crema con las yemas de los dedos con un ligero masaje sobre la cara y cuello, prestando una especial atención a las zonas que más lo necesitan como la frente y patas de gallo.