GLUTEN FREE

El gluten es un tipo de proteína que se encuentra en los granos, como el trigo, la cebada y el centeno, espelta o farro y se encarga de dar elasticidad a los alimentos y proporcionar una textura masticable. También se suele agregar a otros alimentos para modificar la estabilidad y la estructura de los productos, como aderezos para ensaladas, condimentos y embutidos.

Muchas personas tienen una intolerancia o sensibilidad al gluten, que puede causar una gran cantidad de efectos secundarios negativos cuando se consume, estos inconvenientes van  desde problemas digestivos hasta cambios de humor.

Algunas personas también tienen enfermedad celíaca, que es una afección autoinmune. Cuando estas personas con enfermedad celíaca comen alimentos con gluten, se desencadena una respuesta inmune que causa daños en el revestimiento del intestino delgado. Esto puede causar malabsorción y deficiencias de nutrientes, junto con otros síntomas como diarrea, desnutrición, erupciones cutáneas y fatiga.

Beneficios de la dieta sin gluten

  • Puede aliviar los síntomas digestivos. Hinchazón, gases y diarrea son algunos de los síntomas distintivos de la sensibilidad al gluten, junto con otros efectos secundarios como la fatiga y los cambios de humor. Además, algunos de los síntomas típicos de la enfermedad celíaca incluyen náuseas, vómitos, flatulencia y diarrea.
  • Puede proporcionar energía extra. Algunas personas informan que se sienten cansadas o lentas después de comer alimentos con gluten. Si este es el caso, un plan de dieta sin gluten podría proporcionar algo de energía adicional y prevenir la niebla cerebral y la fatiga. En particular, los niveles reducidos de hierro, folato, vitamina B12, vitamina D, zinc y magnesio se observan a menudo en pacientes que no tienen una dieta adecuada para la enfermedad celíaca.
  • Mejora los síntomas del síndrome de colon irritable. El síndrome del intestino irritable, o SII, es un trastorno intestinal que causa síntomas digestivos como hinchazón, gases, estreñimiento y diarrea. Reducir la ingesta de alimentos con gluten podría ayudar a evitar algunos de los síntomas negativos del SII. Los granos que contienen gluten contienen oligosacáridos, un tipo de carbohidrato de cadena corta que es fácilmente fermentable en el intestino y están restringidos en una dieta para SII.

El gluten también se puede encontrar en muchos cosméticos, así como productos para el cabello. Sin embargo, la mayoría de los investigadores están de acuerdo en que esto no es probable que cause efectos secundarios adversos a menos que se encuentre en productos que se puedan ingerir fácilmente, como el lápiz labial.

Si sigue una dieta sin gluten, asegúrese de que el resto de su dieta sea equilibrada y nutritiva. Los granos que contienen gluten contienen una gran cantidad de nutrientes esenciales, por lo que es importante asegurarse de que está satisfaciendo sus necesidades nutricionales y llenando cualquier vacío con otros alimentos ricos en nutrientes.